Tu alma es sabia

Muchas veces pedimos consejo y guía a varias personas, de la siguiente forma: “Pero dime, ¿Qué hago?” …frente a una decisión que necesitamos tomar y que es importante para nosotros, con la intención casi disimulada de que nos digan lo que tenemos que hacer.
Pedimos ese “consejo” entonces, porque queremos tomar “la mejor” decisión, lo cual significa “no equivocarnos”, pedimos consejo para confirmar eso que estamos pensando o lo que decidimos, para recibir algo de seguridad, también podemos buscar “consejo” para terminar haciendo lo que otros nos dicen y de esta forma evitar la responsabilidad directa de tomar la decisión…hice lo que me dijiste.

Los ángeles me han enseñado que como seres humanos estamos aprendiendo a tomar decisiones por nosotros mismos y siendo guiados por nuestra alma, quien nos habla a través de la intuición. Solemos pedir ayuda para saber qué hacer, porque no confiamos en la sabiduría que está en nuestro interior, porque dudamos de lo que sentimos, porque creemos que no sabemos, pedimos consejo entonces, con la intención equivocada. Ahora, el punto no es si buscamos consejo o no, si está mal o no, el punto revelador está en que podamos reconocer cuando estamos pidiendo consejo porque no estamos confiando en la sabiduría de nuestra alma.

Tu alma es sabia, en tu interior están todas las respuestas que necesitas, si te conectas contigo, podrás escucharlas clara y amorosamente.