Suelta esa idea fija

He encontrado que una de las razones que nos bloquea y por las cuales sentimos que no escuchamos o no comprendemos los mensajes de nuestra alma y de nuestros ángeles es el aferrarnos a una idea. En otras palabras cuando nos ponemos tercos con algo, cuando creemos que “así deben ser las cosas”, cuando creemos firmemente que tenemos la razón en lo que estamos viendo, interpretando o de lo que debería estar pasando con alguna situación. Justo en ese momento ocurre un bloqueo interno, se cierran en cada uno todas las posibilidades existentes frente a una situación, nuestros seres de luz deseosos de guiarnos lo intentan y no resulta posible dado que en ese momento ya hemos cerrado, limitado nuestro nivel de escucha y de comprensión frente a una situación.

Y sé que existen situaciones en nuestra vida que no quisiéramos vivir, nos pasa a todos, sin embargo, también sé y he aprendido que detrás de esas situaciones que “no quiero experimentar” siempre hay una bendición, un momento de transformación muy grande. Soltar esa necesidad del cómo deberían ser las cosas, de cómo deberían darse, de cómo deberían resolverse es limitar el proceso  de la vida y de nuestra alma que sabiamente escogió lo que se necesita. Liberarse de querer tener siempre la razón, de esas ideas fijas que no permiten ver más allá de la sabiduría de la vida es el primer gran paso para dar lugar a la guía, señales y mensajes de tus ángeles. Ahora que lees esto, ¿A qué ideas fijas estás aferrado? ¿Cómo estás pensando que deberían ser las cosas?… Respira lento y hondo, suelta esas ideas fijas de como deberían ser las cosas y acepta confiado el curso que la vida misma te va mostrando.

 

Ábrete a nuevas posibilidades y empieza a recibir guía Divina de tu alma, de tus ángeles y de la vida misma.