Sin temor a ser juzgado

Tómate unos minutos para conversar contigo mismo y reflexionar sobre este tema: ¿Cuántas veces has dejado de hacer lo que querías, por temor a ser juzgado?¿En dónde queda lo que tú en realidad sentías?

Este es un llamado de tu alma a vivir más desde lo que tu deseas hacer, decir, sentir; dejando cada vez más de lado lo que otros puedan pensar de ti. Sé que no es tan fácil, nuestra sociedad y cultura, refuerza ese temor al qué dirán, adicional al ego le da una angustia terrible y es que nadie quiere a la final ser juzgado por otros. ¿Verdad? Aun así, estamos despertando en consciencia y estamos entrando a esa conexión Divina con nosotros mismos y con lo que en realidad necesitamos y deseamos hacer.

La invitación entonces es a permanecer consciente de ahora en adelante, cada vez que sientas que estás dejando de hacer o decir algo que deseas por temor a ser juzgado. El solo darte cuenta te ayudará a cambiar ese patrón y te dará el impulso de hacer lo que en realidad deseas.

El llamado de la vida: vivir, sin temor a ser juzgados.