¿Por qué no recibo lo que quiero?

Y ahí estaba, peleando con la vida, con el universo entero,  una vez más reclamando el por qué no estaba recibiendo lo que quería como niña caprichosa y es que así son los pedidos del ego, caprichosos. A un lado el Alma observando la escena, siempre tranquila, siempre confiada y de la mano con la vida, su gran aliada. El día terminó así, sintiéndome molesta, decepcionada y frustrada. Al día siguiente, había conversa con mi maestra de Kabbalah, el tema de la conversación: los pedidos/deseos del alma versus los pedidos/deseos del ego.

Voalá, la mente empezó a expandirse, la claridad empezó a llegar, la tensión a bajar su intensidad y una calma profunda empezó a brotar del corazón. Me quedé meditando, reflexionando sobre esa conversación y todo lo que había estado sintiendo desde el día anterior peleando con la vida por aquello que no estaba saliendo como “yo deseaba”. (Nótese el capricho: “Yo deseaba”, porque es de mucho valor verlo y reconocerlo). Empecé a recordar otros momentos en los que ya había tenido “la misma dinámica”, pelear con la vida por no darme lo que yo quería (Nótese el patrón: “la misma dinámica”,  porque es de mucho valor verlo y reconocerlo).

Y nuevamente en esas conversas  con la vida, conmigo misma, con los ángeles, es cuando aparece la sabiduría del corazón: “No recibes lo que quieres porque realmente no es lo que necesitas”. Sé que hay muchas, muchas cosas que deseas, que deseas vivir ya, tener ya, experimentar ya. Lo sé y te entiendo, porque a mí también me pasa. Al mismo tiempo sé desde el corazón y con total certeza que la vida, mi Alma al igual que la tuya,  es más sabia que el ego al momento de desear algo; nuestra Alma siempre puede ver la película completa, nuestra Alma siempre sabe lo que está a la vuelta de la esquina, ella siempre sabe que es lo que realmente necesitamos en el momento en el que nos encontramos y en el momento que realmente existe, es decir, el presente.

Tu Alma siempre sabe, créeme. Entonces, si en este momento anhelas algo y  no se está dando, es porque a hoy no es lo que realmente necesitas, el ego claramente tratará de convencerte de todo lo contrario. Lo que realmente necesitas vivir, experimentar, tener es justamente lo que está ahora mismo en tu camino.

¡ Déjate guiar !