Las decisiones que has tomado

Aunque la mente, ego no lo desee ver así de claro y prefiera culpar a otros o a circunstancias externas; la verdad es que somos los únicos responsables de las decisiones que hemos tomado, de las que creemos “acertadas” y nos hacen sentir bien y de las que “no” sentimos acertadas.

Lo cierto es, que cuando decido reconocer que he sido yo quien a tomado esas decisiones, cuando decido asumirlas con total responsabilidad es decir siendo consciente de las decisiones tomadas, aparece una fuerza interior especial que nos permite asumirnos como co-creadores de nuestra vida. Lo que sucede es que volvemos a conectar con el poder que existe en cada uno de nosotros de ir transformando nuestra vida, de ir cambiando de camino, de dirección. Siento así mismo, que al final no existen mejores decisiones que otras, buenas o malas, son solo decisiones que nos van guiando en el camino, y en el camino sea cual sea siempre aparecerá con lo que cada uno necesita encontrarse.

Ama tu camino. Ama las decisiones que has tomado. Ama las circunstancias que crees te llevaron a tomarlas. Ama a los involucrados en este proceso. Ama el camino que ha traído esa decisión, porque si estás ahí, es porque ese es tu lugar.

Ninguna decisión es casual, aun cuando no parezca cada decisión te lleva al lugar que corresponde.