La Magia detrás del Perdón

Hemos aprendido sobre la importancia de perdonar, de perdonar a otros, entendiendo por perdonar como el acto de liberarse de lo sucedido, liberarse de la carga emocional y mental que genera  esa situación, aceptar con amor y consciencia esa experiencia; quizás incluso hayas escuchado que perdonar es una acto de amor por ti mismo, dado que el no perdonar a alguien genera en ti un daño emocional mucho más grande. Entonces, vamos aprendiendo en el camino cómo es eso de perdonar a otros, cada persona va encontrando ese camino que le funciona para conectar con el perdón, hasta que llega ese momento en que siente que ya soltó, liberó, perdonó a esa persona, a la situación, lo que haya ocurrido y luego, sucede que a veces o  muchas veces, la persona logra perdonar a otro, sin embargo continúa sin perdonarse a sí misma. Esta falta de perdón propio genera un dolor emocional mucho más grande.

Ahora que este mensaje llega a ti ¿Reconoces  algo que necesites perdonarte? Dejando a un lado esos momentos en los que tu mente te hacer ver, creer, sentir que lo que hiciste estuvo demasiado mal, que no eres bueno ¿Puedes darte el permiso para perdonarte?¿Puedes empezar a verte con ojos?

Y esta última pregunta en las sesiones terminó siendo tremendamente sanadora y liberadora, ¿Puedes empezar a verte con ojos de amor? y es sanadora porque justo en ese momento en que empezamos a vernos con ojos de amor, cuando empezamos a tener una mirada compasiva y sin juicio hacia nosotros mismos, es cuando empezamos a comprender el propósito de lo sucedido, es cuando el amor va trayendo de la mano al perdón;  y ahí en ese camino entre el amor y el perdón vamos recordando que los errores están hechos de magia porque llegan para permitirnos aprender, sanar, crecer y trascender para seguir avanzando.

Entonces,  vamos a declarar juntos: “Puedo perdonarme, aprender de mis errores y seguir avanzando en amor».

Llegó el momento de darle el regalo del perdón a una de las personas más importantes en tu vida, a ti mismo.