¡Empieza a moverte!

Sucede que a veces queremos tomar decisiones sabiendo el resultado de las mismas, queremos saber que va a pasar si tomamos una u otra decisión para así sentirnos completamente seguras de la decisión final a tomar. Eso me suena a querer jugar a lo «seguro», sabiendo lo que va a pasar y así seguir teniendo el aparente control de las situaciones. He aprendido con el tiempo, que el camino a seguir sólo irá apareciendo en la medida que me muevo, es decir, el camino va mostrándose a medida que voy tomando decisiones (acertadas o no), a medida que voy haciendo pequeñas movidas hacia lo que siento que quiero, busco aquí, pregunto allá, llamo a un lado, a otro, me muevo, busco opciones, aún sin tener muy claro lo que va apareciendo en el camino… A eso le llamo, ¡dejarme sorprender!  Y claro, en el camino voy viendo que va pasando, que va apareciendo y ahí sigo haciendo ajustes, cambios, suelto, me pierdo muchas veces y luego vuelvo a enfocarme, tantas veces como sea necesario.

Hoy quiero invitarte para que empieces a moverte dentro de tu propio camino, a tomar acción, a decidir, sin importar que tan claro se ve el camino o sin saber lo que traerá más adelante. Sólo avanza, ve hacia delante desafiando tus miedos, las excusas y las limitaciones auto impuestas.

¡Empieza a moverte en tu camino, con la certeza de que irá apareciendo justo lo que necesitas!